Pan amasado with pebre.

Pan amasado con pebre.

Pan amasado es un elemento esencial de la cocina chilena. Son pancitos ricos y con algo de peso que se sirven con el famoso pebre en muchos restaurantes y en eventos especiales como las Fiestas Patrias cada septiembre. Quiero agradecer a Mercedes Hernández Urbina y Kerry Dudman por compartir sus recentas y a Loreto Fuchslocher Arancibia por pasar la tarde conmigo probando las recetas y disfrutando los resultados.

Ingredientes

  • 1 kg de harina sin polvos de hornear
  • 2 cucharaditas de sal
  • ¾ de una taza de manteca derretida o aceite oliva (yo ocupé manteca vegetal)
  • 38g de levadura fresca (se puede ocupar un paquete chico de levadura seca)
  • Agua tibia.
Kneading the dough
Amasando la masa

Preparación

Poner la harina en un bol.

Poner la levadura en un poco de agua tibia para que se derrita.

Poner la sal en otro recipiente con agua tibia para derretir. No se debe ponerlo directo con la levadura.

Hacer un cráter en la harina y agregar la manteca todavía cálida y la sal.

Mezclar un poco y luego agregar la levadura.

Agregar una taza de agua tibia.

Empezar a unir los ingredientes en el bol, agregando agua tibia de a poco hasta que tenga un consistencia que se pega un poco a tus manos y trabajar con la mezcla hasta que empiece a formar una masa.

Transferir la masa a la superficie donde vas a amasarlo.

 

And kneading it some more.
Amasando aún más.
The dough after kneading
La masa después de amasar.

Trabajar duro con la masa moviéndolo con fuerza y amasándolo hasta que queda la masa bien integrada y algo elástica.

Cubrir la masa con un paño limpio y dejarlo un rato – 30-45 minutos para que crezca.

Después de 30 minutos, prende el horno a medio.

Cuando la masa está lista, dividirlo en la cantidad de panes que quieres y darles la forma que quieres. En nuestro caso hicimos 14 pancitos, algunos redondos y otros alargados.

Bread rolls ready for the oven.
Los pancitos listos para entrar en el horno.

Poner los pancitos en una bandeja de horno.

Perforar cada pancito tres veces con un tenedor, que debe pasar hasta el fondo.

Pintar cada pancito con un poco de huevo para que se dore y poner la bandeja en el horno.

Después de unos 30 minutos revisar los pancitos. Puede ser que les faltan unos 10 o 15 minutos, así que hay que mantener ojo. Los pancitos están listos cuando si les tapas dan un sonido vacío y si entras un cuchillo al centro, sale limpio.

Apagar el horno y abrir la puerta un poco. Deja que se enfrían unos minutos y luego sacar los pancitos del horno y transferirles a una panera.

Comparto también las siguientes recetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *