Degustación Viña Koyle

Degustación guiada por el enólogo Cristóbal Undurraga en La Vinoteca, agosto 2015. Se trata de vinos biodinámicos.

Cinsault rosé

Una novedad, aún no está a la venta. Un vino seco, ligero y refrescante, ideal para un caluroso día de verano.

Disfrutando de Auma, vino icono de Koyle.
Disfrutando de Auma, vino icono de Koyle.

Carménère 2012, Alto Colchagua

Un Carménère muy fácil de beber, de agradables aromas especiados como clavo de olor, seguidos por un toque de pimiento verde. Taninos medianos a marcados. Es lo suficientemente suave para beberse solo, aunque maridaría perfectamente con carnes rojas.

Cabernet Sauvignon 2012, Alto Colchagua

Contiene 10% de Cabernet Franc. Otro tinto muy versátil y fácil de beber. Despliega fruta negra y roja, seguidas por las especias. De cuerpo medio, taninos marcados y largo final.

Syrah 2012, Alto Colchagua

Nuevamente un vino agradable, algo más intenso, con interesantes notas cárnicas y aromas a pólvora.

Koyle Royale Carménère 2012

Contiene 8% de Malbec y 5% de Petit Verdot en su mezcla. Es un Carménère que pega fuerte: aromas a pimienta negra, grosellas negras y cacao, luego en nariz destaca un toque herbáceo y mineral. Sus taninos son maduros, especiados, con una acidez deliciosa, agradable presencia en boca con sólo un toque a ceniza.

Koyle Royale Cabernet Sauvignon 2011

Intenso, de una primera impresión frutal que da paso a las especias (vainilla, canela, un toque mentolado). Muy seductor en boca, taninos firmes y secantes, acidez agradable y mucha frescura.

Auma 2010

37% Cabernet Sauvignon, 25% Carménère, 18% Malbec, 13% Syrah y 7% Petit Verdot

¡Qué vino! Lo que impresiona de inmediato es esa penetrante fragancia que emana desde la copa. Intensa, dulce y difícil de identificar. Pregunté a Cristóbal y él sugirió que podía tratarse de aromas a mandarina y violeta. Yo agregaría pastel de cereza, cacao y un toque a regaliz y arándano. Sencillamente sólo oler este vino es toda una celebración. En boca denota una suavidad rodeada por esos taninos portentosos, mucho cuerpo y fruta delicadamente acompañada por toques a cacao, dejando tras de sí un largo final.

Auma 2009

33% Malbec, 25% Cabernet Sauvignon, 21% Carménère, 14% Syrah y 7% Petit Verdot

Esto ya es otra cosa. Intenso y poderoso, aromas a grosella negra, cerezas, canela y nuevamente ese amargor potente del cacao. Un vino delicioso pero que empalidece al compararlo con la cosecha 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *